PUBLICACIONES

Know how

Pasos en la reclamación a compañías eléctricas

27 Abr, 2020
PASOS en la RECLAMACIÓN a COMPAÑÍAS ELÉCTRICAS Junto con las reclamaciones a compañías telefónicas, constituye el principal foco de reclamaciones en el ámbito de Consumidores y Usuarios. La Ley del Sector Eléctrico 24/2013 de 26 de diciembre establece en su artículo 44 el derecho que tiene todo usuario a disponer de mecanismos para reclamar esos derechos. A su vez, el artículo 46 incluye la obligación de las Comercializadoras Eléctricas de facilitar esos mecanismos. Como regla general, hay que distinguir tres tipos de reclamaciones, según sea la materia reclamable:
  • Disconformidad con la factura por un consumo no acorde con la realidad diaria.
  • Disconformidad con la potencia o falta de potencia eléctrica. El consumidor tiene derecho de una reducción de hasta un 10% si se trata de cortes frecuentes de suministro. Para ello debe cumplirse el siguiente baremo:
    • Entre 5 a 19 horas anuales de falta de suministro eléctrico.
    • Entre 10 y 22 cortes de suministro al año.
  • Disconformidad con el tipo de energía, comercialización o distribución de dicha energía.
En una primera instancia, todos deben resolverse ante el mismo Departamento de Atención al Cliente de la empresa distribuidora o comercializadora en cuestión. Las Compañías están obligadas a facilitar un número telefónico gratuito para estas reclamaciones. Para ello, hay que justificar de forma documental y rigurosa, los errores que se imputan a dicha Compañía. Se recomienda que se haga por escrito, con acuse de recibo y certificado de texto. De esta forma, el consumidor siempre podrá justificar el contenido de la reclamación y la recepción de la misma por parte de la Compañía. En caso de denegación al consumidor de su solicitud, se abre una segunda vía: la OMIC ( Oficina Municipal de Información al Consumidor, salvo para reclamaciones por cortes de suministro eléctrico, que se derivan directamente al organismo autonómico, no municipal ). Se trata de una vía amistosa entre ambas partes, cuyo mediador es el mismo ayuntamiento de la localidad donde se ubica el bien inmueble afectado por el problema eléctrico. Para ello, se requiere que dicha Compañía esté adherida a dicha mediación como mecanismo previo a la judicialización de la discrepancia en cuestión. A día de hoy, prácticamente todas las comercializadoras eléctricas están incorporadas a esta vía extrajudicial. Una tercera opción, incluso sin necesidad de acudir previamente a la OMIC, es el Sistema Arbitral de Consumo. Se trata también de una vía amistosa y mediadora previa a un posible proceso judicial. Ahora bien, quien actúa como mediador es la misma Autoridad de Consumo. Es una vía muy operativa y que suele terminar con buen resultado para ambas partes. Como en el caso anterior, también se requiere que dicha Compañía esté incorporada en la red de empresas que sí asumen esta vía como mecanismo previo. A día de hoy, son la mayoría de ámbito nacional y autonómico. Como última vía, la reclamación judicial. Suele demorarse en el tiempo. En este caso, es fundamental adjuntar la documentación y resoluciones recibidas en vía amistosa. La vía judicial siempre conllevará un gasto inicial en honorarios de abogado ( salvo que pueda tener acceso a defensa jurídica gratuita vía seguro del hogar – hay que revisar el contenido de dicha póliza – ) o continúe la reclamación a través de plataformas digitales de defensa jurídica que sólo cobran si antes han vencido el proceso judicial contra la Compañía. En definitiva, dos grandes vías: amistosa o judicial. Es recomendable buscar el acuerdo siempre en vía prejudicial, aunque conlleve cierta cesión por parte del consumidor. La vía judicial, en caso de perderla, podría conllevar también la condena en costas procesales, ampliándose el coste final, junto con los honorarios del propio abogado, y quizá, los de la parte contraria, salvo que se establezca en sentencia el pago a cada parte de su abogado y los gastos comunes por mitad. En cualquier caso, la vía judicial siempre como último recurso.

Publicaciones relacionadas

1er Podcast E&J “Conflicto entre blockchain y normativa de protección de datos”

Disponible el primer podcast emitido por Economist & Jurist en su nueva sección. En esta pieza hablo de la tecnología blockchain y su impacto en la protección de datos:
Blockchain y derecho al olvido, el dilema del Responsable de Tratamiento y las incidencias en los sistemas IoT (Internet of things).

Especial Diario Puerto “Resolución de conflictos”

Los conflictos son inherentes a la cadena logística donde, si es fundamental tener capacidad de respuesta, aún lo es más anticiparse a ellos. Por ello, un año más Diario del Puerto edita este informe sobre Resolución de Conflictos, donde expertos
sectoriales en esta materia analizan desde un punto de vista eminentemente práctico cómo prevenir los conflictos en la logística y el transporte,

Se necesita una armonización europea de responsabilidad en la sujeción de la carga. Fichas de estiba.

La Directiva 2014/47/UE, sobre inspecciones técnicas en carretera (y su Anexo III que fija los principios de sujeción de la carga), fue transpuesta en España mediante el conocido RD 563/2017, y tiene el objetivo de aportar unos requisitos comunes en las inspecciones...

Análisis jurisprudencial. Códigos fuente y Open Source

Análisis de la jurisprudencia en base al tratamiento de los códigos fuente y las licencias Open Source en los programas y apps. Contenido de obligada lectura si estás desarrollando o adquiriendo código fuente y deseas saber cómo se regula.

Regulación de los algoritmos y códigos fuente. Análisis legal.

Los códigos fuente plantean ciertas dudas en cuento a su regulación, así como la protección de los algoritmos. Conoce como se regulan estas figuras a lo largo de este artículo de análisis legal.

La nueva “Lex Mercatoria”: Incoterms® 2020

La internacionalización de las empresas y el papel de los operadores comerciales, se perfilan como pilar fundamental en la realidad económica actual. La crisis sanitaria del Covid-19 nos ha mostrado la gran repercusión, con sus bondades e incidencias, del crecimiento moderado que ha experimentado el comercio en las últimas décadas.

El nuevo impuesto sobre los servicios digitales

El nuevo impuesto sobre determinados servicios digitales (IDSD) I.- Introducción El pasado 20 de febrero de 2020 se publicó el Proyecto de Ley del impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, por la Mesa de la Cámara del Congreso de los Diputados. Un tributo de...

Smart contract, ¿qué requisitos tiene que tener?

Contenido y forma jurídica de los smart contracts Análisis legal 1.- Introducción La irrupción de las nuevas tecnologías y los medios electrónicos en nuestra sociedad, han modificado nuestra forma de relacionarnos y de consumir. Los hábitos, cada vez más basados en la...

Análisis jurídico de las okupaciones ilegales

OkDiario publica mi artículo de opinión sobre las okupaciones ilegales, lo que desconocías de ellas, lo que debes hacer y lo que no debes hacer. Léelo todo aquí: https://okjuridico.okdiario.com/analisis-juridico-de-las-okupaciones-ilegales/

La responsabilidad en transporte multimodal

Completo análisis jurídico de la responsabilidad en el transporte multimodal, analizando las principales normativas. Aprende más sobre ello aquí: https://okjuridico.okdiario.com/la-responsabilidad-en-el-transporte-multimodal/

Su autora, Eva María Hernández, exime cualquier responsabilidad que pueda originarse en  cuanto a la integridad, la exactitud y la actualización de los textos, contenido y modelos aportados en sus estándares.

El contenido de estos artículos es fundamentalmente informativo y didáctico. No reemplaza ni sustituye al consejo personalizado, y en ningún caso se debe considerar sustitutivo o alternativo de las legislaciones y normativas ni del consejo profesional en cada caso individualizado. Los artículos funcionan como ejemplo que deberá adaptarse a cada caso concreto.

Limitación de responsabilidad: salvo que lo disponga expresa e imperativamente la ley aplicable, en ningún caso la autora será responsable por cualesquiera daños resultantes, generales o especiales (incluido el  daño emergente y el lucro cesante), fortuitos o causales, directos o indirectos, producidos  en conexión con sus publicaciones, incluso si la autora  hubiera sido informada de la posibilidad de tales daños.